El aprendizaje automático es el futuro del marketing

El aprendizaje automático es el futuro del marketing

 

Cuando escuchas “inteligencia artificial” o “aprendizaje automático”, ¿qué te viene a la mente? ¿Una tecnología complicada que requiere una experiencia profunda? Estamos viendo esto ahora con tecnologías de marketing. El aprendizaje automático ha hecho que las plataformas de automatización de marketing puedan ser predictivas, capaces de aprender, pensar y actuar sin instrucciones explícitas. El resultado: un marketing más preciso y eficiente que se adapta a las necesidades de los clientes. Piense en él como un equipo de robots a su disposición, listos para evaluar, modificar y optimizar los programas de su empresa para que pueda responder de mejor manera a sus clientes. Aquí hay dos beneficios específicos:

Respuestas en tiempo real

La automatización de marketing le permite orquestar acciones específicas basadas en los datos de historias que usted programa.

De hecho, algunas plataformas de automatización de marketing han evolucionado hasta el punto de predecir los mejores momentos para involucrar a compradores específicos, utilizando comportamientos pasados ​​y acciones para identificar un tiempo óptimo para envíos y compromisos.

Puede ayudar a los vendedores mediante la creación dinámica de listas de contactos comprometidos por cualquier combinación de factores; estos segmentos pueden adaptarse automáticamente a medida que se proporciona nueva información.

Un enfoque más adaptado a la divulgación de su marca

Los vendedores han confiado largo tiempo para optimizar sus programas y estrategias, para asegurar el mensaje más eficaz. Pero este método siempre ha dado como resultado un enfoque de talla única.

El cliente moderno se involucra con un negocio a través de múltiples puntos de contacto digital, y es crucial que las marcas personalicen su experiencia en cada etapa, desde la primera interacción hasta la compra a través de la atención al cliente.

El aprendizaje automático permite esto, encontrando patrones a velocidades más rápidas y en escalas mayores. Proporciona una visión inmediata y de alta definición de los clientes y sus comportamientos, lo que nos permite encontrar micro-segmentos más pequeños, de clientes que tienen intereses y necesidades compartidas.